"Siempre se llega a alguna parte si se camina lo bastante"
(Alicia en el pais de las maravillas)


23/12/10

Grinch!

No sé cuántas veces repito (me repito) todo lo que odio la navidad.

Época característica, entre otras, en las que toda la parrilla televisiva se pone de acuerdo para ofrecer programas/peliculas relacionadas con estas fiestas.
Lo peor no es ciertamente eso, sino,realmente, la obsesión con mostrar la Navidad en EEUU. Que conste que no tengo nada en contra con la forma que tienen de celebrar estas fechas, pero discrepo un poco con toda la parafernalia que hay montada alrededor de esto...casa decoradas como atracciones de feria, vestimentas estrafalarias las cuales dudo que alguna persona en su sano juicio se pondría, felicidad extralimitada hasta el punto de donar millonadas a los sin-techo de la noche a la mañana, y miles de comportamientos absurdos que dan mucho que pensar, más que nada porque es sorprendente esta actitud después del materialismo al que nos tienen acostumbrados. Al fin y al cabo son sólo películas que poco tienen que ver con la realidad.

Sinceramente, y desde mi punto de vista, la navidad no es más que otra forma de justificar un momento para hacer las cosas de verdad: reunirse en familia, proponerse retos para el nuevo año, realizar buenas acciones....Y digo yo.. ¿no tenemos también todo el año para hacerlo? ¿o sólo tiene la Navidad el poder suficiente para que deseemos algo de tal manera para cumplirlo?. No sé, a diferencia de los demás, sólo veo falsedad, si tiene que ser NAVIDAD para que realmente el mundo se de cuenta de todo lo que hay alrededor de uno mismo, es una gran pena, ¿no?.
Hay miles de horas a lo largo de 365 días para hacer lo mismo, e incluso, más, de lo que hacemos por estas fechas.

No es la primera vez que me pasa, pero creo que siempre me calificarán como el GRINCH.
La mayor parte de la gente no está preparada para desmoronar una tradición tan sumamente importante y prestar un poquito más de atención a los demás durante el resto de días del año. Suena sumamente triste, pero , aunque no queramos aceptarlo, es la más grandes de las verdades.

1 comentario:

  1. a mi tampoco me gusta la Navidad, aunque mis razones son varidas.

    ResponderEliminar